viernes, 30 de abril de 2010

Declaración de los Pueblos Indígenas del Mundo

23 April, 2010 12:41:00 Prensa CAOI

Fortalecer nuestra identidad y saberes ancestrales...


Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra. La Madre Tierra podrá vivir sin nosotros, pero nosotros no podemos vivir sin ella.

Nosotros los pueblos, naciones y organizaciones indígenas provenientes de diversas partes del mundo, reunidos en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, del 19 al 22 de Abril del año 2010 en Tiquipaya, Cochabamba, Bolivia, después de amplios debates, decimos:

Los Pueblos Indígenas somos hijos e hijas de la Madre Tierra o Pachamama en quechua. La Madre Tierra es un ser vivo del universo que concentra energía y vida, cobija y da vida a todos sin pedir nada a cambio, es el pasado, presente y futuro; es nuestra relación con la Madre Tierra. Convivimos con ella desde hace miles de años con nuestra sabiduría, espiritualidad cósmica ligada a la naturaleza. Sin embargo, el modelo económico, impulsado y forzado por los países industrializados que promueven la explotación extractiva y la acumulación de riquezas, han transformado radicalmente nuestra relación con la Madre Tierra.  

El cambio climático, debemos constatar, es una de las consecuencias de esta lógica irracional de vida. Esto es lo que debemos cambiar.

La agresión a la Madre Tierra, los golpes y las violaciones contra nuestros suelos, bosques, flora, fauna, biodiversidad, ríos, lagos, aire y el cosmos son golpes contra nosotros mismos. Antes pedíamos permiso para todo. Ahora se pretende desde los países desarrollados que la Madre Tierra nos pida permiso a nosotros. No se respeta nuestros territorios, particularmente de los pueblos en aislamiento voluntario o en contacto inicial, y sufrimos la más terrible agresión desde la colonización solo para facilitar el mercado y la industria extractiva.

Reconocemos que Pueblos Indígenas y de todo el mundo, vivimos en una época de crisis generalizada: ambiental, energética, alimentaria, financiera, de valores, entre otros, como consecuencia de las políticas y actitudes de Estados racistas y excluyentes.

Decimos que en la conferencia climática de Copenhague, los pueblos del mundo que exigíamos un trato justo fuimos reprimidos y los Estados causantes de la crisis climáticas, debilitaron aún más los posibles resultados de las negociaciones y no asumieron compromiso vinculante alguno. Limitándose simplemente a respaldar el entendimiento de Copenhague que plantea objetivos insuficientes e inaceptables en relación a acciones de respuesta al cambio climático y financiamiento para los países y pueblos más afectados.

Afirmamos que los espacios de negociación internacional han excluido sistemáticamente la participación de los Pueblos Indígenas. Por este motivo ahora, los Pueblos Indígenas nos hacemos visibles en estos espacios, porque al haberse herido y saqueado a la Madre Tierra con actividades que impactan negativamente sobre nuestras tierras, territorios y recursos naturales, nos han herido también a nosotros. 


jueves, 29 de abril de 2010

Las Tormentas Planetarias


Imagine una sola tormenta que consume la tierra entera y dura centenares de años. Los vientos se cronometran a quinientas millas por hora, más rápido que la velocidad del sonido. Las saetas del relámpago chamuscan el planeta, mientras rasgan a través de las nubes negras deslumbrando con el poder de 30 millones de bombillas..



Analizaremos un misterioso suceso de proporciones cósmicas hizo que millones de asteroides salieran de sus órbitas y bombardearan nuestro planeta. Nunca se supo porque ocurrió y nadie sabe si podría volver a pasar.

El origen de este misteorioso cataclismo está a 150 millones de kilómetros de la Tierra en el principal cinturón de asteroides situado entre las órbitas de Marte y Júpiter, más del 90% de los asteroides conocidos están aquí, cada uno es un fragmento rocoso que quedó del nacimiento de nuestro Sistema Solar hace 4.000 millones de años.


Deja ir...

Que maravilloso es disfrutar de nuestra paz, sentir la libertad de ser autenticos, unicos, espontaneos, sin mascaras, sin trantar de quedar bien con nadie, ni nada, y tener la seguridad  de expresar lo que hay en nuestro interior, saber mirar de frente a la vida y al poner  nuestras  inquietudes en acción y nuestra Fe y Esperanza en manos de la Divinidad

A veces puede que deseemos controlar una situación. Sin embargo, lo que estamos afirmando es que ciertos acontecimientos han de suceder de cierta manera para que yo me sienta satisfecho. Al ser inflexibles, quizás no estemos permitiendo que la presencia Divina obre en nuestra vida. La pregunta en este caso, es: ¿cómo puedo dejar ir mi deseo de controlar?, ¿Que es lo que origina mi deseo de poseer?

Una manera es quitarnos del medio, calmarnos y confiar en nuestra parte esencial de la vida, soltar los hilos que traemos en las manos y nuestro deseo de poseer. Dejar todo en manos de nuestro Creador. Soltemos la necesidad de controlar y, en su lugar, confíar en la sabiduría Divina. Sabemos que dicha sabiduría guía nuestros pensamientos, palabras y acciones; llevándonos por los caminos correctos. Nos liberamos de la necesidad de estar en control. Al dejar ir y permitimos que las cosas sucedan, que los milagros se manifiesten, que nuestro rio fluya, y experimentamos una profunda paz con nosotros mismos...

Respira.... suelta... deja ir....  todo es perfecto, no tenemos nada que perder, estamos experimentando un nuevo comienzo...


miércoles, 28 de abril de 2010

Oír y Aceptar Nuestras Emociones



Tal vez te encuentres soltando, dejando ir todo lo que ha sido. Te enfocas en lo que es. No puedes tener tu mente allá al pasado, con pensamientos de fracaso. No puedes tener tu mente allá al pasado con pensamientos de éxito. De ambas formas, si estás allá intentando vivir en el pasado, estás manifestando tu falta de conciencia del momento presente. - John-Roger

Hoy luna llena, un buen momento para meditar y reflexionar en cuanto a lo que hay en nuestras emociones y nuestra relacion personal con nosotros mismos y con nuestro Creador.

Dejemos el día de hoy por momentos nuestra mente y observemos el resultado de esto, lo que sucederá es que podremos escuchar la Voz que nos enseña la verdad y nos dice cómo observar la realidad de la Creación  de nuestro Padre Madre Divino, cómo tomar la decisión de compartirla, de la misma forma en que el Padre comparte Su Amor con Su Hijo. Es este el momento cuando empezamos a co-crear con nuestro Padre Divino.
 
El bienestar físico, mental y emocional está íntimamente relacionado entre sí, sin embargo seguimos sin alcanzar esta curación que nos permita reconectarnos con nuestro Espíritu. De alguna forma todos buscamos las causas y cómo poder enfrentar el sufrimiento y la enfermedad. En este proceso todo puede cambiar en el exterior, pero si nuestra forma de pensar no es modificada nada cambiará respecto a nuestras relaciones y vivencias personales. El mayor reto psicológico al que nos enfrentamos es el poder trabajar con nuestra mente, cambiar nuestros pensamientos enfermos de miedo, culpa, soledad y desaliento por pensamientos sanos de amor. Una persona sana no camina por la vida en forma aislada sino que está inmersa en una red de relaciones, esto hace que su salud psicológica esté relacionada con los aspectos de su desarrollo: integración de los niveles físico, emocional, mental, existencial y espiritual. Sin embargo, la mayoría de las personas consideran que si no existe un dolor físico, el sufrimiento mental y emocional se puede soportar, se puede sobrellevar.
 
Mantener la salud emocional parte de un principio esencial que es reconocer y aceptar nuestros sentimientos y emociones, tratando al máximo de no reprimirlos, aceptando las emociones positivas y negativas que se presentan, teniendo la capacidad de vivir sin miedo un amplio abanico de emociones y ser capaz de funcionar con todas ellas sin sentirnos abrumados, sobrepasados. Las actitudes, la educación y las  creencias heredadas nos generan procesos de pensamiento que afectan nuestro bienestar emocional y mental, las creencias concientes e inconscientes generan nuestras vivencias presentes de forma mucho más sutil y poderosa de lo que solemos creer. Es factor importante hacer el recorrido de la mente, ahí en nuestro sistema de pensamiento está la causa del problema y la solución, es desde ahí donde podemos reconocer los mensajes erróneos del ego...


martes, 27 de abril de 2010

Ceremonia de luna llena miércoles 28 de abril


El día  28 de abril a las 20.30 hrs. nos reuniremos con la energía de luna llena.

Es un buen momento para liberar y transmutar los bloqueos energéticos y programaciones antiguas, hacia una nueva conciencia de alabanza, gratitud y felicidad en el aquí y ahora. 


Elevando nuestra vibración contribuimos a reinventar una conciencia planetaria de armonía con la existencia.

Tendremos una charla  sobre  formas de co-creación  y reprogramacion,  en este especial tiempo de transición.  Luego haremos el circulo de sabiduria femenina con rituales ancestrales, para seguir con los cantos Sagrados de la Madre Divina. Te invitamos a participar en este evento con la sincronía de luna llena.

Trae tus instrumentos musicales, flores y algo para compartir.

Inversión: Donativo voluntario

Fecha: Miércoles 28 de abril 
Hora:  20.30 hrs.
Lugar:  Casa - Escuela Illary - Un Nuevo Amanecer
Info: 9982035242

Las Pruebas de la Vida: Un reto que debemos aceptar


 ¿Qué es lo que obliga a los alpinistas a emprender la ascensión hacia las cimas más elevadas y de más difícil acceso? ¿Qué es lo que obliga a los deportistas a nadar, a correr, a conducir cada vez más deprisa? ¿Qué es lo que obliga a los jugadores de ajedrez a reflexionar durante horas enteras antes de mover un peón de su tablero? Nada. Son ellos mismos los que se imponen estos esfuerzos, estos problemas, estas proezas. Y, ¡qué alegría para ellos, cada vez que consiguen una victoria! 

¡Cuántas actividades, juegos y competiciones de todo tipo los humanos han inventado así! Esto demuestra que en lo más profundo de ellos mismos sienten la necesidad de ir cada vez más lejos, más deprisa, más alto, superarse, sobrepasarse. ¿Por qué no piensan, pues, que deberían aplicar también en la vida cotidiana estas cualidades de resistencia, de destreza o de inteligencia de las que deben dar muestra cuando se trata de juegos o de competiciones? ¿Por qué, entonces, se quejan siempre de que deben esforzarse continuamente? 


lunes, 26 de abril de 2010

Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor del "Fuego”


Autora: Simone Seija Paseyro
Uruguaya – 45 años

Alguien me dijo que no es casual…que desde siempre las elegimos. Que las encontramos en el camino de la vida, nos reconocemos y sabemos que en algún lugar de la historia de los mundos fuimos del mismo clan. Pasan las décadas y al volver a recorrer los ríos esos cauces, tengo muy presentes las cualidades que las trajeron a mi tierra personal.
Valientes, reidoras y con labia. Capaces de pasar horas enteras escuchando, muriéndose de risa, consolando. Arquitectas de sueños, hacedoras de planes, ingenieras de la cocina, cantautoras de canciones de cuna.
 
Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen.
 
Ese fuego puede ser la mesa de un bar, las idas para afuera en vacaciones, el patio de un colegio, el galpón donde jugábamos en la infancia, el living de una casa, el corredor de una facultad, un mate en el parque, la señal de alarma de que alguna nos necesita o ese tesoro incalculable que son las quedadas a dormir en la casa de las otras.
 
Las de adolescentes después de un baile, o para preparar un exámen, o para cerrar una noche de cine. Las de “veníte el sábado” porque no hay nada mejor que hacer en el mundo que escuchar música, y hablar, hablar y hablar hasta cansarse. Las de adultas, a veces para asilar en nuestras almas a una con desesperanza en los ojos, y entonces nos desdoblamos en abrazos, en mimos, en palabras, para recordarle que siempre hay un mañana. A veces para compartir, departir, construir, sin excusas, solo por las meras ganas.
El futuro en un tiempo no existía. Cualquiera mayor de 25 era de una vejez no imaginada…y sin embargo…detrás de cada una de nosotras, nuestros ojos.
 
Cambiamos. Crecimos. Nos dolimos. Parimos hijos. Enterramos muertos. Amamos. Fuimos y somos amadas. Dejamos y nos dejaron. Nos enojamos para toda la vida, para descubrir que toda la vida es mucho y no valía la pena. Cuidamos y en el mejor de los casos nos dejamos cuidar.  
 
Nos casamos, nos juntamos, nos divorciamos. O no.
 
Creímos morirnos muchas veces, y encontramos en algún lugar la fuerza de seguir. Bailamos con un hombre, pero la danza más lograda la hicimos para nuestros hijos al enseñarles a caminar.
 
Pasamos noches en blanco, noches en negro, noches en rojo, noches de luz y de sombras. Noches de miles de estrellas y noches desangeladas. Hicimos el amor, y cuando correspondió, también la guerra. Nos entregamos. Nos protegimos. Fuimos heridas e inevitablemente, herimos.
 
Entonces…los cuerpos dieron cuenta de esas lides, pero todas mantuvimos intacta la mirada. La que nos define, la que nos hace saber que ahí estamos, que seguimos estando y nunca dejamos de estar.
 
Porque juntas construimos nuestros propios cimientos, en tiempos donde nuestro edificio recién se empezaba a erigir.
Somos más sabias, más hermosas, más completas, más plenas, más dulces, más risueñas y por suerte, de alguna manera, más salvajes.
 
 Y en aquel tiempo también lo éramos, sólo que no lo sabíamos. Hoy somos todas espejos de las unas, y al vernos reflejadas en esta danza cotidiana, me emociono.
 
Porque cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor “del fuego” que deciden avivar con su presencia, hay fiesta, hay aquelarre, misterio, tormenta, centellas y armonía. Como siempre. Como nunca. Como toda la vida.  
Con Amor para todas las brasas de mi vida, las que arden desde hace tanto, y las que recién se suman al fogón.

domingo, 25 de abril de 2010

ALGO DE TÍ

 
Ama a las personas con sus defectos y virtudes, no te tomes el tiempo para enumerar sus cualidades y elaborar una intricada trama para conocer a los demás.

Piensa que la gente ama, rie, llora, odia, lamenta, entristece, sangra, espera, habla, escucha, tanto como tú. Todas las potencialidades están dentro del ser humano, no afuera.

Las personas suelen amar con la intención de ser amados, si esto no es posible, descartan el amor dirigido hacia alguien en particular y lo buscan en otra persona, esto conduce a la inestabilidad. Aprende primero a conocer el amor hacia todo lo que te rodea y luego aborda al amor del sentimiento, para que sea el amor del universo que te sostenga cuando falle el del sentimiento.

El corazón de un amigo es un tesoro ajeno que está puesto a tu cuidado, no lo maltrates ni lo desgastes si no quieres perderlo. Si puedes hacer esto como lo mejor de tus dias, nunca necesitarás probarle a nadie lo buen amigo/a que puedes ser. Lo sabrán siempre.

El buen humor y el optimismo son cualidades que debes cultivar en la vida, pues de ellas nacieron las esperanzas que finalmente llevaron a los seres humanos a superar sus errores. El buen humor y el optimismo siempre danza en el aire en forma expansiva y contagia a los demás, en cambio lo opuesto es signo de demasiada preocupación por uno mismo, y aquello que solo apunta al "uno mismo" es egoísmo. No seas tan serio/a en la vida que termines cerrando un círculo a tu alrededor asfixiándote de seriedad, porque el día que busques una sonrisa, no la encontrarás.


sábado, 24 de abril de 2010

Una Luz en las Sombras


A menudo necesitamos, un faro, una guía, algo o alguien que nos recuerde dónde y como fue, cómo fue nuestro primer sueño de emprender este camino, cual fue el motor que nos origino a este gran cambio total.

Necesitamos una Luz en las sombras, una palabra en nuestros silencios. La plenitud en nuestros vacíos y la fortaleza en los tiempos de miedo. Necesitamos el contacto con los ojos para vernos reflejados en ellos.  Necesitamos una Luz en nuestras vidas...

A veces nos vemos así. Caminando inseguros. En esos días en que parece nos perdemos del suelo firme, y nos quedamos un poco a la intemperie. Cuando muerde un poco más la soledad, o la inseguridad, o parece que las heridas que uno lleva escuecen más de la cuenta. Cuando nuestros días parecen estériles. En esas ocasiones la duda lo tiñe todo, y no conseguimos vencer a los fantasmas. Entonces nos pesa el trabajo, o los estudios, o las relaciones; los proyectos en los que se baten nuestras jornadas nos parecen más grises; y gritamos “¿Que pasa conmigo?”

Y sin embargo, en lo profundo de nuestro corazón sabemos que no estamos solos,  alguien esta  ahí con nosotros. Esta ahí mirándonos con cariño. Hablándonos con paciencia. Abrazándonos con ternura, aunque a veces ni nos demos cuenta. Esta ahí invitándonos, una vez más, a sonreír por dentro y por fuera, porque la vida puede ser hermosa, y hay que hacerla hermosa para todos. 

La vida esta ahí nuevamente ofreciendonos una oportunidad mas para crecer, y creer, para continuar, esta ahí y lo podemos ver en los rostros de cada etapa de nuestra vida; en el cansancio de quien nos pide ayuda; en la cercanía de un amigo; en la tristeza de quien necesita de nuestra alegría; en la canción que libera un vendaval de pasión en nuestro interior; en la oración tranquila; en la tormenta que sólo se vence con coraje. Esta en nuestra Alma, conversando en la melodia del silencio, abriendo y mostrandonos nuevos caminos...


viernes, 23 de abril de 2010

A TI MI QUERIDO AMIGO Y A LOS QUE NOS LEEN...


Hay algunas cosas en nuestra vida que, de alguna forma, son reflejo de nuestro Ser Divino. Tal vez no lo vemos tal y como es, pues siempre es mayor que lo que percibimos. Pero hay algunas formas de vivir, de ser, de estar y de querer,… Y la amistad es una de ellas.

Me alegro de tener gente cercana. Vidas que se cruzan con la mía. Rutas que hemos recorrido juntos (al menos por un tiempo), por senderos que a veces se separan y luego se entrecruzan de nuevo.  

Me siento afortunada por que hay nombres que forman parte de mi vida, no como un apunte en una agenda, sino como una historia compartida.  

Hoy sé que no se puede mitificar la amistad, que a veces es sublime y a veces horrible (o ambas). Sé que no te libra de las batallas (a veces las provoca), y casi siempre se construye desde lo más cotidiano. 

La amistad, no te libra de momentos de soledad. Pero es importante darte cuenta de quiénes son “tus gentes.”

Es tan sencillo como eso. Solos no podemos salir adelante. En los momentos de alegría hace falta alguien con quien compartirla. Y en los de tristeza alguien para acompañar la desazón. Gente con quien poder reírse y sentirse en Paz. En quienes confiar y a quienes poder acudir sin necesidad de inventar excusas.

Tampoco podemos mitificar la amistad (como lo hace uno cuando es adolescente). Mis amigos también tienen sus manías -como yo las mías-. Les quiero tal y como son. Sé que podemos discutir, pero al final los vínculos siguen inamovibles. Puede haber tormentas, y saldremos de ellas más fortalecidos. Y qué alegría cuando recibes un mensaje de alguien a quien le habías perdido la pista. O cuando los caminos, que siempre juegan con nosotros, se vuelven a cruzar. Qué bien sienta cuando, estando agitada, aparece esa presencia familiar que me ayuda a reírme de mí misma.

No puedo dar una definición de lo que es “un buen amigo”. ¿Es aquél con quien compartes mucha intimidad, o poca? ¿Con quien hablas de todo, o casi? ¿Con quien te sientes a gusto? Pues sí y no. Cada historia, cada relación, cada amistad, es un poco distinta.

En unos casos está hecha de compartir lo cotidiano, y en otras de abrir el corazón desnudo. En unos casos surge casi a bote pronto, sin saber muy bien por qué, y en otros nace del trabajo común, del tiempo gastado con otros, de irse conociendo despacio… Hay con quien te ríes de veras, y con quien puedes mostrar tu enfado. 

Pero, en todo caso, todos esos brazos cercanos, esas vidas que se asoman a la mía, esos momentos que van tiñendo mi horizonte se vuelven parte del suelo firme en el que se puede construir una vida. 

Por ello gradezco a cada uno de mis amigos, a todos aquellos que leen este espacio. Algunos habrán pasado de largo, unos habran repetido más de una vez y otros sé que lo hacen a menudo. A los que dejan un comentario, por pequeño que sea, doblemente gracias. Porque nos enriquecemos con vuestras líneas de cariño y hondura personal. A tí, que dejas aquí la huella de tu alma, GRACIAS. A todos los que leén Voces Ancestrales, por parar un rato en este rincón humilde de la red, GRACIAS. De corazón.

Un gran abrazo de Paz, con todo el Amor de mi Corazón... 


jueves, 22 de abril de 2010

Planeta Tierra de Polo a Polo


Discovery Channel distribuyo este fasinante especial/documental


PLANETA TIERRA, primera serie de historia natural rodada íntegramente en alta definición, es la historia definitiva de la vida en la Tierra, una impresionante experiencia televisiva que combina escenas nunca vistas antes, localizaciones imposibles y momentos íntimos de las criaturas más queridas, salvajes y esquivas del planeta.

- Del equipo de "Planeta azul", dirigido por Alastair Fothergill.
- Cuatro años de producción.
- 10.000 horas de material filmado.
- Más de 200 localizaciones alrededor de todo el mundo.
- El mayor presupuesto de la historia para una serie documental (más de 26.000.000 €).

Este episodio, analiza nuestro planeta como un todo, destacando los factores que le han dado forma y que lo han convertido en el planeta Tierra que hoy conocemos. Así, el programa muestra, por ejemplo, cómo el sol y la sucesión de las estaciones alteran el comportamiento del mundo animal. Las imágenes de la primera salida de una osa polar y de sus dos pequeños cachorros tras el periodo de hibernación -cargadas de sentido del humor-, muestran como nunca el cuidado que la madre proporciona a sus crías y las lecciones que éstas reciben en sus dos primeras semanas de contacto con el exterior.

Además, gracias a nuevas técnicas de filmación aérea y al uso de la cámara heligimbal, el capítulo muestra a unos perros salvajes del Okavango persiguiendo y dando caza a impalas, unas imágenes hasta ahora imposibles de conseguir debido a las condiciones del delta, con grandes lagunas de agua que impiden seguir por tierra a estos depredadores en sus cacerías.


Nuestro Mundo, Nuestra Casa


Tenemos que ser copartícipes para ayudar al planeta, ser  guías y ayudantes de principios para la humanidad, proveer para otros no solamente para nosotros. Recordemos  que  somos “vibracionalmente” responsables de nuestro planeta. Somos una parte consciente de un Mundo Viviente.

La vida abundante en este planeta nos provee de todas nuestras necesidades físicas. Todo lo que necesitamos proviene directa o indirectamente de los recursos de la Tierra. 

Conscientes de la interconexión de todos los sistemas vivientes,  nos maravillamos ante el orden que lo gobierna todo. Pues nosotros también formamos parte de este orden.
 
Vivamos responsablemente, hagamos cada uno nuestra parte para proteger y restaurar a esta bella Tierra. Vivamos armoniosamente con la naturaleza, seamos consciente del impacto que los demás y nosotros mismos tenemos sobre los sistemas que apoyan toda vida. 

Seamos habitantes responsables y sensatos que apreciamos y cuidamos de nuestro planeta. No hay  tiempo para un "despues", la Madre naturaleza nos lo esta manifestando en cada latido del Corazón del Cielo y Corazón de la Tierra.

Y esto pido en oración: que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento y en toda comprensión, para que aprobéis lo mejor.—Filipenses 1:9-10

miércoles, 21 de abril de 2010

Los Cazadores de Semillas (Seed Hunter)


Aunque suene muy extraño, realmente existen los Cazadores de Semillas y su trabajo es viajar alrededor del mundo en busca de semillas. “¿Por qué?”, pues porque a diario se pierden miles de cosechas y, con ellas, muchísimas semillas que tal vez no veamos nunca más. Y, en una época como esta, con tantas advertencias, es esencial tener una amplia variedad de semillas originarias resguardadas, para uso futuro. sobre el futuro de la Tierra.


Mientras en nuestra sociedad les damos demasiada importancia a los jugadores de fútbol y celebridades generales, muy pocas veces hablamos de aquellos cuyo esfuerzo le están dando forma al mundo. Este es el caso del Dr. Ken Street, quien conocimos gracias al documental Seed Hunter (Cazador de Semillas), estrenado en 2008.

El calentamiento global nos ha tomado a todos por sorpresa y, mientras muchos parecen estar buscando soluciones para algo que parece no tenerlas, otros, como el Doctor Street, llevan a cabo tareas de resguardo. Tal como cuenta el documental producido por National Geographic, la labor de Street es viajar alrededor del mundo en busca de semillas originarias. Esto se debe a que, como bien dice Ken Street: “Las variaciones genéticas son las mejores herramientas que tenemos para lidiar con lo que sigue.

A diario se pierden una enorme cantidad de cosechas y así pueden perderse muchas semillas que tal vez tengan un gen particular necesario para adaptar las cosechas del futuro a las temperaturas que nos esperen. Street ha viajado por tantos lugares que, en una ocasión en particular, al ayudar a una aldea japonesa que no tenía agua ni cosechas en buen estado, le regalaron unas semillas supuestamente extintas.

Pero recolectar semillas alrededor del mundo no es un trabajo fácil y tiene toda una etapa burocrática con la que lidiar. En primer lugar, es necesario llegar a un acuerdo con el país de turno, sobre las reglas a seguir durante la colecta, cómo se repartirán las semillas y cómo se llevarán a cabo las transferencias de datos y tecnología. Una vez recogida la carga, algunas son guardadas en un banco de semillas, donde se secan en cámaras especiales. Luego, se extraen las semillas, se incineran los restos, se secan nuevamente y se almacenan a 20° bajo cero en la Bóveda del "juicio final".

Aunque ser Cazador de Semillas no es un oficio del que todos hayamos oído, el Doctor Street no es el único que se dedica a eso y hay varios aventureros del mismo estilo. Juntos han alcanzado a juntar cerca de 260 millones de semillas diferentes, las cuales son guardadas en una cámara subterránea, a salvo de cualquier desastre natural que pueda ocurrir… o podamos causar.

Posiblemente no sea el oficio que mejor paga, pero sin dudas es uno de los más nobles y tiene su parte de aventura. En Seed Hunter, el documental, el Doctor Street va en busca del Garbanzo Silvestre, como si de un artefacto de Indiana Jones se tratara. En el transcurso del viaje le suceden diferentes cosas, que serían la envidia de Lara Croft, pero todo sea por tener semillas originarias, capaces (como el garbanzo silvestre) de obsequiar sus genes a una nueva generación de cultivos. Si quieres saber más sobre los cazadores de semillas no te pierdas el documental Seed Hunter, protagonizado por Ken Street.
 

Enlaces

martes, 20 de abril de 2010

EL VALOR DE LA ENTREGA


Las apariencias, tantas veces, engañan. El valor de las cosas no depende de su tamaño, ni de su brillo, ni del ruido que producen. Hay pequeñas cosas, detalles menudos, que de pronto son capaces de convertirse en protagonistas de todo un paisaje. Como haría un buen director de cine, sabe acercar unas veces su cámara a un detalle que parecía insignificante, y hacer que crezca, que se destaque y se adueñe de la pantalla; otras, en cambio, pasean su mirada con indiferencia, sin detenerse siquiera, sobre sucesos y personas que acaparan la atención de la gente.

Es importante tener otra manera de ver las cosas, otra escala de valores.  Por ejemplo, lo importante no es dar, sino darse. Y no des por que te sobra, da desde el corazón, por que de esta manera ahí hay alguien que se está dando a sí mismo.

Hemos saltado la apariencia, tantas veces engañosa, para llegar a la verdad profunda de las cosas. Puede ser falso, por mucho ruido que produzca, el gesto de unos "grandes donativos": si parten de personas que ‘dan de lo que les sobra’. En cambio, quien da ‘todo lo que tenía para vivir’, por poco que sea, se está colocando a la cabeza de la lista; porque se está dando a sí mismo.

Cuando nos entregamos por completo, estamos diciendo al herman@ que esta frente a nosotros, no quiero que me des cosas, quiero tu tiempo, tu sonrisa, tu compañia, para caminar juntos, trabajar juntos, unir nuestros esfuerzos para realizar un sueño, para emprender un viaje, para compartir el Alma de las cosas.

De esta forma estamos tocando el fondo de una entrega absoluta, de una confianza plena, de un gran amor, no importa ‘cuánto’ damos; Por mucho que ofrezcamos, siempre será nada si el amor no le da peso. Lo que interesa no es lo que tienes. En la medida en que te des en lo que das, el humo de tu incienso subirá, el sonido de tu tambor hara mas eco en la montaña, el sonido del caracol fluira en el oceano... y tus pasos se haran mas firmen en la tierra que pises.

Las "cosas" de valor, no tienen ningún valor en sí mismo. Pero cuando es expresión de un corazón que ama, cuando es vida que se comparte, entonces sí, adquiere alma, toma peso y valor para todos . Porque ya no estás dando de lo tuyo; menos aún, de lo que te sobra: eres tú mismo el que te estás dando. Toda tu existencia cobra sentido y valor, adquiere vida y da vida, cuando va junto con tu oración, con tu canto, con tu danza, con tu cariño, con tu tiempo y tu esfuerzo  por hacer un mundo mejor. Así, sí. Eres tu  mismo manifestandote en todo lo que tocas a tu paso... Tu Alma, esta en comunión con otras Almas.

Vas abriendo caminos, para los que vienen atras, cruzando esos puentes invisibles que nos unen a todos, sin importar donde estemos y que color sea nuestra piel o idioma, despues de todo, al entregarnos y fundirnos con el Fuego Sagrado de la Vida, solo somos una Celula, dentro de una celula.


Archaeology: Digging for the Truth of the Bible

lunes, 19 de abril de 2010

CORRER RIESGOS, SIN MIEDO


Hace poco me contaron de un joven que se iba a ir como voluntario durante un mes en compañía de su novia y que había escrito a un amigo diciéndole que aquello iba a ser la “prueba de fuego”. Para él era todo un riesgo la convivencia con su novia durante un mes. ¿Qué pensaría del matrimonio? Otro joven, más joven que el otro, que conocí deseaba ir como voluntario a un país en desarrollo. Su padre no le dejó porque “¿y si le pasaba algo?”.

La realidad es que nuestra capacidad de asumir riesgos es cada vez menor. Nuestro mundo, nuestra cultura, está obsesionada por la seguridad. Seguridad frente a la amenaza terrorista. Seguridad frente a los peligros de la naturaleza. Seguridad en las relaciones interpersonales. Seguridad frente a todo lo imaginable. Multiplicamos las medidas de protección hasta límites inimaginables. 

Hoy les invitare a todo lo contrario. Asi como en algun momento Jesus hizo con sus discipulos,  les invito a salir de la seguridad de la vida cotidiana y adentrarse en el mar de la vida, en lo desconocido, allí donde no se tiene la seguridad de la tierra firme debajo de tus pies. Les invito a arriesgarse, a saltar sin red, a confiar simplemente en la presencia y en la fuerza de que hay dentro nuestro, donde todo lo imposible, es posible,... Habitar y arriesgarnos desde nuestra Alma, sabiendo que al dar el salto, alguien nos espera en un gran abrazo.

sábado, 17 de abril de 2010

Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra



Más de 11 mil personas participarán en la Conferencia de los Pueblos en Cochabamba
16.04.10 - BOLIVIA
Karol Assunção *
Adital -


La próxima semana, Cochabamba, en Bolivia, se transformará en el centro de las discusiones sobre cambio climático. Cerca de 11.500 personas de varias partes del mundo se reunirán allí, entre los días 19 y 22 de abril, para participar de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra. En la tarde del lunes (19), indígenas de diversas regiones realizarán una Asamblea ante el Cambio Climático y por el Buen Vivir.

Entre las sugerencias de la Conferencia están la creación de un Tribunal de Justicia Climático -para juzgar a los países que no cumplen el Protocolo de Kyoto- y la realización de un referendo
mundial sobre las estrategias de defensa de la Madre Tierra. Además,17 grupos de trabajo realizarán propuestas sobre temas como: armonía con la naturaleza, derechos de la Madre Tierra, pueblos indígenas, deuda climática, peligros del mercado de carbono y agricultura y
soberanía alimentaria.

La Conferencia se realiza en un momento muy especial. Si los gobiernos poderosos se negaron a dar su contribución durante la 15ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas, realizada en Copenhague, la respuesta, ahora, está viniendo de la base, de pueblos de todos los continentes que participarán activamente con cientos de actividades durante estos cuatro días de encuentro.

Convocado por el Presidente boliviano Evo Morales, el evento tendrá en consideración la conjunción de fuerzas para revertir el cuadro del cambio climático en el Planeta, que afectará, sobre todo, a las poblaciones más pobres, "destruyendo sus hogares, sus fuentes de supervivencia".



Reflexion del Día


Tu tarea no es ir en busca del amor, sino buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti que has levantado contra él. 

Sabiduría es relacionarnos y darnos con certeza del AMOR que somos.
Amor es no necesitar nada de afuera, por vivir desde el verdadero sentir de SER completo. 
Gratitud no se aprende, sale sola desde nuestros corazones porque ya se vive en Amor.

Lo contrario a esto…hace que todas nuestras relaciones deben de ser examinadas, para poder buscar y encontrar nuestros obstáculos que levantamos contra al AMOR.

El amor que nos ha hecho creer el ego en nuestras relaciones es un amor-odio-miedo.
El amor que nos incentiva el Espíritu a recordar en nuestras relaciones es un amor-libre de miedo.

¿Cuál sería entonces el trabajo?

Aceptar todas las relaciones que han aparecido en nuestras vidas, para aprender a sentir NUESTROS obstáculos que había y hay en cada una, entregarlos al Espíritu, perdonarnos por resistirnos a dejar de vivir en el miedo, y sentir la Gratitud a todos los involucrados en nuestras relaciones...

Asi, que iniciemos nuevamente este proceso de amar, entregarnos nuevamente desde el Alma, e ir como cebollas despojandonos de antiguas heridas, miedos, equivocaciones, dudas, etc. El gran Amor que necesitas reconquistar ... esta a lado tuyo.. Eres tu mismo. 


CCLL

Diversión


El juego es natural para los niños. Ellos pasan días enteros ocupados en actividad gozosa. Como adulto, a menudo nos sumerjimos en la seriedad de la vida y perdemos el contacto con el niño en nosotros a quien le encanta divertirse. 

Mas cuando nos permitimos jugar, nos sentimos vinculados con el Espíritu. Disfrutamos del lado ameno de la vida. Ésta se torna más divertida al no enfocar nuestra atención en el estrés o las preocupaciones.

Cuando me dirijo a mi interior, me uno de nuevo con mi espíritu alegre. Disfruto de la felicidad que cada día me ofrece. Cuando dejo ir y dejo a mi Padre-Madre Divino actuar, ¡disfruto de la vida y de todo el gozo que me brinda!

Después subió todo el pueblo detrás de él; cantaba la gente con flautas y manifestaba tan gran alegría, que parecía que la tierra se hundía bajo sus gritos.—1 Reyes 1:40

miércoles, 14 de abril de 2010

SUBIR A LO ALTO DE LA MONTAÑA


Podemos empezar a pensar en lo que significa el momento en que emprendemos nuestro camino Espiritual, nuestra busqueda y el encuentro con nosotros mismos, pero quizá haga falta reflexionar en lo que sucedió antes de todo ello, de nuestro cambio de vida y de la transfomación de nuestra Alma, para comprenderla mejor...
 Subir una montaña es un ejercicio fuerte. Físicamente nos puede dejar extenuados, agotados. A lo largo de la subida hay momentos en los que pensamos que ya no podemos más. Parece que las piernas se negasen a seguir avanzando. Hasta la mirada se nos cae y dejamos de mirar a lo alto. Ya sólo nos cabe mirar al metro justo de espacio que hay delante de nuestros pies. Se trata de dar el siguiente paso con la mayor firmeza posible, de no caernos. Se trata, en suma, de seguir adelante. No hay otro objetivo. No hay tiempo ni capacidad para mirar atrás y ver lo que se ha subido o contemplar el paisaje que se va formando a nuestra espalda según vamos subiendo más y más. 

Subir una montaña es un verdadero esfuerzo en el que la persona da todo lo que tiene. Incluso más de lo que ella misma piensa que tiene. De hecho, cuando se vive esa experiencia de agotamiento, aunque parezca increíble, se sigue caminando, se sigue adelante. Y se termina llegando a lo alto. Agotados, sin fuerzas, sin aliento, la persona se detiene por vez primera sabiendo que no hay más subida, que se ha terminado. Entonces, se contempla por primera vez la montaña, el paisaje, la altura. Todo se ve de otra manera. Es como si la subida hubiese supuesto una auténtica purificación. Por el camino se ha ido dejando todo lo que nos hacía difícil la subida. Desde lo alto se puede contemplar lo que desde abajo no se ve.

Es posible que muchos sintamos no haber tenido una experiencia de transformación como la de los apóstoles, por ejemplo. Pero también es verdad que a muchos se nos ha olvidado que seguir el camino a nuestro encuentro tiene mucho de subir a una montaña, que ser un verdadero discipulo de la vida es un camino de exigencia, de entrega, de negación de uno mismo, para lanzarse a la construcción de un mundo mejor. Se nos ha olvidado que hay momentos muy duros en los que seguir amando y servir a los demás es una experiencia muy dura y difícil. Pero precisamente ahí es donde se demuestra la fuerza de la Fe. 

Es tiempo de ponernos serios con nuestra vida Espititual. Hay que mirar de frente al camino, reconocer que es cuesta arriba y ser conscientes del esfuerzo que vamos a tener que hacer si queremos llegar a la meta. Vale la pena. Desde arriba, al final del camino, comprenderemos el sentido de muchas situaciones y encuentros a los que hoy no se lo vemos. Arriba veremos a el Alma transformada-resucitada. Y miraremos alrededor y veremos la belleza de la creación transformada-unificada. Entenderemos y sentiremos lo que hasta entonces habrá sido en muchos momentos apenas una esforzada y agónica afirmación de Fe: “Si nuestro Padre está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?” Nos reiremos de nuestros miedos y nuestras dudas. Y sonreiremos llenos de alegría.

Pero ahora estamos en el camino. Es tiempo de darlo todo. De dar la vida y de entregar lo que nos resulta más querido. Entregarnos a nosotros mismos, en la entrega nos da el valor  de seguir adelante. Aunque estemos tan cansados que no tengamos fuerza para levantar la vista.

Cuando comprendemos esto vivimos la entrega del Amor Incondicional, construimos fraternidad allí donde estemos, el desencuentro, el egoísmo y tantas otras formas de muerte de nuestro Espiritu. Seguir, es amar y respetar la vida y así construir una nueva sociedad para todos. Ser Espiritual es avanzar cuesta arriba, es servicio, entrega y sacrificio, es luchar contra  nuestros propios egos, es reconocernos, aceptarnos tal como somos,  y de esta manera abrazar el perdon, encontrar la Verdad de nosotros mismos, regresar a nuestros Origenes Divinos. A veces, en el camino se pierde el resuello, no se ve el sentido de lo que hacemos, pero creemos, y estamos convencidos de que vale la pena.

Tenemos Fe y la confianza de dar un paso mas... solo eso, un paso mas... sin detenerse


CAMINAR EN LA TORMENTA



¿Quién no pasa por temporadas malas? ¿Quién vive en un mundo de porcelana? ¿Quién camina sin horas oscuras? A todos nos llegan momentos en los que los problemas se agolpan. 

Unas veces es en forma de conflictos que nos llenan de preocupación. Otras veces nos golpean fracasos inesperados. Hay ocasiones en que nos falla la gente, hasta sin quererlo, sin poder evitarlo, tal vez sin saberlo… Y entonces nos invade la inquietud, nos martillean las sienes con la preocupación, las preguntas, las dudas y el sin sentido… Aprender a ser fuertes en esos momentos no es hacernos impermeables o impasibles. No es revestirnos de una capa de dureza que nos haga inmunes a las tormentas. No es compensar los problemas con otras satisfacciones, ni negar que existen, pues muchas veces son dolorosamente reales. Ser fuertes es ser capaces de caminar, aun heridos; de creer, aun agitados; de amar, aun vacíos.

No es más fuerte quien no llora, o quien no tiembla, o quien no vacila. No es más fuerte quien más grita o quien menos duda. No es más fuerte quien golpea con más contundencia. Es fuerte quien está dispuesto a arriesgarse, aunque en el camino el corazón se le atraviese una y mil veces. Quien se atreve a hablar en tiempos de silencio. A ser tenido por idiota por aventurarse a amar sin medida. Porque quien así vive y actúa no tendrá mucho descanso, pero sí una vida intensa, y apasionante, y apurará la humanidad en sí mismo y en los otros.

¿Alguna vez has caminado en medio de la tormenta? Cuando el viento se hace incómodo. Cuando la lluvia te cala hasta los huesos y el alma. Cuando cada paso supone un esfuerzo. Cuando muy lejos, en el horizonte, en el tiempo, suspiras por el calor del lugar seguro… Sólo si has pasado por el vendaval puedes apreciar en todos sus matices la calma. Sólo si te has visto superar las condiciones adversas eres consciente de todo lo que puedes llegar a hacer. Sólo entonces estás preparado para comprometerte con tantas causas que te van a arrojar en medio de torbellinos. Pero no idealices las tormentas: el corazón estará frío, los pies cansados, el espíritu abatido, el sentido escondido. Aun así, sigue adelante. Con la guía de quien es Calma en la tormenta, Luz en la oscuridad, Paz en la guerra.

¡Sigue adelante!

martes, 13 de abril de 2010

REFLEXION - VIVIR LIBREMENTE


El resultado inmediato de la Trascendencia del Alma es elevarse sobre las situaciones y verlas en perspectiva. En ese punto, no tienes nada que resolver. Tu actitud cambia, mientras te sintonizas con el Espíritu interno y el “problema” se disuelve. Se llama liberar karma y también se le llama vivir libremente.

Cuando te eleves en tu conciencia, las acciones de esta persona y de aquella otra persona en el mundo traen menos y menos consecuencias a tu vida y se vuelve más fácil dejarlas ir, perdonarlas, alejarse de ellas, porque te diriges hacia la Luz y el Espíritu.

Experimentas y vives la Trascendencia del Alma y la plenitud y gozo implicados van a eclipsarlo todo en este mundo.

- John-Roger
de: Sabiduría Sin Tiempo

lunes, 12 de abril de 2010

EL SILENCIO DE LA SOLEDAD


A veces es en soledad donde se produce el encuentro. A veces tenemos que ser islas, y refugiarnos en el silencio. 

Pensar, para que la vida no vaya demasiado rápido. Meditar, aunque no siempre haya respuesta. Enmudecer, para que suenen dentro de nosotros voces que, de otro modo, permanecen calladas.
 
Es en la soledad del trabajo, de la prisa, de la limitación, del cansancio, donde también podemos encontrarnos y, paradójicamente, aprender a relacionarnos con los otros.
No hay que ser perfectos, ni dioses, ni máquinas. No importa equivocarnos, ¿quién no se equivoca nunca? El reto es aceptar la limitación como semilla de plenitud, como espacio en el que nos encontramos unos con otros.

De hecho es nuestra fragilidad el puente que nos permite abrirnos a los demás desde la confianza y la aceptación. Muchas veces el primer lugar donde tenemos que abrazar esa pequeñez es cuando estamos solos, con nuestra propia Divinidad como único testigo, sin querer demostrar nada a nadie. Y, entonces, aprendemos que la fuerza se realiza en la debilidad.

Vivimos muy deprisa. Tan rodeados de estímulos, ruidos, ritmos, voces… y sin embargo un poco a la intemperie, zarandeados, llevados de un lado para otro sin casi darnos cuenta. Empujados por las rutinas, seducidos por las novedades, inquietos por las carencias…

Hemos de tomar las riendas de nuestras vidas. Saber a dónde vamos. Saber qué queremos. Buscar con criterio, para poder reconocer en el camino aquello a lo que aspiramos.
Por eso tenemos que pararnos a veces. Callar. Y, en esa soledad, descubrir un horizonte que nos ayude a vivir en plenitud.

ESCUCHAME


En ocasiones cuando sentimos el imperioso deseo de que nos escuchen, solo eso, que las palabras puedan fluir desde nuestro corazón, si temor a ser cuestionados, juzgados, o que nos miren con lastima y traten de darnos una respuesta o forma a nuestras palabras.... en ese momento nuestro corazón solo desea ser escuchado, sin interrupciones por que ese preciso instante es mágico y merece respeto, un ser humano esta desnudando su Alma, al fluir de las palabras se va limpiando y dejando todo aquello que por tanto tiempo ha ido callando....

Por ello cuando te pido que me escuches y tú empiezas a aconsejarme, no estás haciendo lo que te he pedido. Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a decirme por qué yo no debería sentirme así, no estás respetando mis sentimientos. Cuando te pido que me escuches y tú piensas que debes hacer algo para resolver mi problema, estás decepcionando mis esperanzas. 

¡Escúchame! Todo lo que te pido es que me escuches, no que me hables ni que te tomes molestias por mí. Escúchame, sólo eso. Es fácil aconsejar. Pero yo no soy un incapaz. Tal vez me encuentre desanimado y con problemas, pero no soy un incapaz. Cuando tú haces por mí lo que yo mismo puedo y tengo necesidad de hacer, no estás haciendo otra cosa que atizar mis miedos y mi inseguridad. Pero cuando aceptas simplemente, que lo que siento me pertenece a mí, por muy irracional que sea, entonces no tengo por qué tratar de hacerte comprender más, y tengo que empezar a descubrir lo que hay dentro de mí. 

Seguramente es por esto por lo que la meditación  y oración funcionan: Nuestro Padre - Madre Divino está siempre ahí para escuchar y nosotros desde el profundo silencio nos ESCUCHAMOS.


domingo, 11 de abril de 2010

¿A que le tienes miedo?

Nuestros miedos son las limitaciones mas importantes que nos impiden llegar a expresar todo nuestro potencial y a desarrollar todas nuestras habilidades. Lo bueno que tienen, es que la única forma de superarlos es enfrentarnos a ellos de forma directa, sin rodeos y sin titubeos, enseñándonos a tener coraje y valentía y a dar pasos para mejorar que son necesarios en nuestra evolución personal.

Sin embargo es realmente fácil decir que hay que enfrentarse con los miedos de cada uno y realmente difícil hacerlo de un día para otro. Por eso siguen ahí, porque su influencia es tal que cuesta trabajo y esfuerzo personal plantearse el reto de coger “al miedo por los cuernos“.

Listando las cosas

Una de las primeras cosas que hemos de hacer es tener una lista de todas aquellas cosas que nos bloquean el paso, que nos “da miedo” o no nos gusta hacer. Esas cosas, si superadas, podrían hacernos despegar en muchas direcciones, pero actualmente son solo bloqueos que nos hacen dar rodeos para conseguir lo que queremos, no siempre con el mismo resultado.

Así que una de las formas de empezar a trabajar en ello es poner por escrito todo aquello que en cierta forma nos abruma, nos aterra y nos bloquea. Pueden ser cosas tan normales como hablar en público, hablar con gente desconocida, expresar nuestras verdaderas opiniones por miedo al rechazo, abrirnos y confiar completamente en desconocidos, hacer nuevas amistades, lanzarnos a una nueva aventura, etc. Una vez tengamos todo eso que nos gustaría hacer, pero no nos atrevemos a hacer, vamos a ir trabajando cada día en uno de esos aspectos.

Poco a poco

Así que ahora nuestro objetivo es hacer cada día una de esas cosas que nos asusta hacer, en versión reducida. Quizás podamos atrevernos a contar un chiste entre amigos para superar esa tensión de hablar delante de los demás, quizás podemos tratar de hablar con gente que no conocemos bien en nuestro trabajo sin ninguna excusa previa, quizás podemos decir lo que pensamos sobre un aspecto sin pensar en las consecuencias que creemos que puedan traernos, etc. Ejercitar cada día el enfrentarnos a nuestro miedo con pequeñas hazañas personales relacionadas con él nos traerá confianza y seguridad en nosotros mismos, y lo mas importante, tras poco tiempo, nos daremos cuenta que sin saber como, ese bloqueo que teníamos ha desaparecido, y hemos dado un pequeño gran salto cualitativo en nuestra evolución personal.

Y tu, ¿a que vas a enfrentarte hoy?

Autor David Topi