jueves, 15 de octubre de 2009

LA BUSQUEDA DE LA ESTABILIDAD EN UN MUNDO IMPREDECIBLE

A pesar de que llegó como un shock, la crisis económica actual sirve como recordatorio de los más antiguos, más generalizados y previsibles aspectos de la vida misma: el cambio. La única cosa que es cierta, es el cambio. Tratando de lograr ganancias materiales y las relaciones de confianza es una cosa maravillosa, pero si ponemos nuestro propio sentido de la seguridad en eso, es como consruir nuestra casa sobre una base frágil.

Con el fin de encontrar la verdadera estabilidad, primero debemos llegar a un acuerdo con la naturaleza inestable de las cosas en las que nos apoyamos. Cuando nos damos cuenta de la imposibilidad de permanencia externa, podemos empezar a cultivar la única cosa que puede dar la auténtica seguridad: la paz interior.

Había una vez un rey que anunció una gran competencia: pintar la imagen perfecta de la paz. El ganador se adjudicó un título de prestigio, así como las tierras y riquezas inimaginables. ¡Todos en el reino comenzaron a pintar! Incluso gente que nunca había pintado, con la esperanza de ganar el premio. Después de muchos meses de reflexión, el rey cerró la selección a dos pinturas, que se mostraron a todos en el palacio.

La primera fue la pintura de un prístino lago, que se extiendía con serenidad a través de la tela, su extensa superficie reflejaba los nevados detrás con perfecta claridad. Todos los que miraban la pintura decían que era impresionante, no cabía duda de que tenía que ser el ganador.

La segunda pintura era bastante confusa. Representaba el mismo lago en el momento de una gran tormenta, el viento golpeaba a través de los árboles, mostraba la superficie del lago picado, arremolinándose… un caos. ¿Dónde estaba la paz en esta pintura? Todos estuvieron de acuerdo, la primera fue la pintura perfecta, ¿cómo podría competir posiblemente esta en contra de ella? “Mira un poco más de cerca”, dijo el rey, en respuesta a estas preguntas. “Al final de la rama de árbol que existe, es un pájaro. Él está sentado, todavía perfectamente, en absoluta paz”. Esta es la verdadera paz, cuando podemos encontrar la paz en la tormenta de la vida, entonces hemos encontrado la paz perfecta.

Hacer frente a la recesión no tiene que ver con lo que estás haciendo, sino con lo que estás siendo. ¿Te estás perdiendo en ello o estás utilizando esta oportunidad para crecer internamente? La crisis financiera es lo que hacemos de ella. Lo puedes ver como una amenaza a tu seguridad, o usarlo como una herramienta para encontrar la estabilidad interior.

Autor: Isha
*Isha, en el último libro y película “¿Por qué caminar cuando puedes volar?”, explica su sistema de auto-amor y la expansión de la conciencia, y en su libro “El Diamante negro de Atlantis” encontrarás una guía de autoconocimiento para no perderte en tiempos de crisis y cambios.


fuente: http://ishanoshabla.blog.terra.com.mx/page/2/

1 comentario:

Otorongo dijo...

Las crisis nos enseñan, nos enfrentan con nuestro ego y nos dan la posibilidad de hundirnos o de crecer.
Bonito relato el de la imagen perfecta de la paz.
Saludos.